Comenzó como un dolor de cabeza a comienzos del mes de diciembre. Uno más de los muchos para quienes sufren de migrañas.

Así se lo describió la periodista y bloguera venezolana Sibyl Perret-Gentil, de 36 años, a su prometido Luis Rivera, quien la dejó descansando en el apartamento que ambos comparten en Meadow Woods con María Fernanda, la hija de ella de ocho años.

“Pronto me di cuenta que se trataba de otra cosa”, contó Perret-Gentil. Ahí comenzó su calvario. Fue la niña quien se dio cuenta de que su mamá estaba en problemas y llamó al 911.

Al dolor y al susto se sumó la frustración al escuchar a su pequeña desesperada. “¡Ella estaba tan angustiada! Ningún niño tendría que pasar por algo así”, afirma Perret-Gentil, quien fue madre soltera desde el nacimiento de su pequeña en la ciudad de Puerto La Cruz.

Su experiencia criando a Mafe, como ella la llama, la inspiró a crear el blog “Vida como mamá”, que comenzó en Venezuela y siguió como mamá inmigrante en Orlando.

Perret-Gentil fue trasladada al Florida Hospital de Kissimmee, donde le hicieron un CAT Scan (tomografía computarizada) que no reveló ninguna anomalía y fue dada de alta.

Horas después el dolor se había intensificado, había perdido el control de sus esfínteres y la sensación en el lado izquierdo del cuerpo. “Yo sabía que era algo serio, pero no confié en mi intuición y no sabes lo que me arrepiento”, destacó.

Regresó al hospital y finalmente recibió el diagnóstico acertado: Había sufrido un derrame cerebral. “Todo el lado izquierdo de mi cuerpo quedó comprometido”, contó. “He tenido que aprender todo de nuevo, a hablar, a comer, a ir al baño, a caminar”.

Perret-Gentil se mudó a la Florida Central en enero de 2016. “Desde que llegué no he hecho más que sentirme bienvenida”, dijo. “Hasta durante la época financiera bien difícil, cuando dejé de trabajar para una radio en Venezuela, puedo decir que no he hecho más que encontrarme gente maravillosa”.

Mientras Perret-Gentil trataba de mantener su familia de dos a flote, el amor la sorprendió. Rivera, jefe de mantenimiento en uno de los hoteles del área, le comenzó a endulzar la vida.

Tenían poco más de un mes comprometidos para casarse cuando ocurrió el derrame cerebral.

“Todavía no puedo creer como él ha respondido a todo esto”, reconoce Perret-Gentil. “Es increíble como se ha hecho cargo de todo”.

La venezolana, quien aún tiene la visión borrosa, logró ir al baño sola hace pocos días y todavía necesita de una prótesis y una andadera para caminar, no ha conseguido que su seguro médico le pague la terapia física y ocupacional que necesita para recobrar sus facultades.

Además, debe costear las medicinas, una señora que la atiende y una tutora para Mafe, quien necesita ayuda con las tareas.

Para ayudarla, la también bloguera Myrah Falco Duque, de “Coupon Mamacita” y “Mamacita la cuponera”, creó una página en la organización Fund Latino, y aspiran recaudar $7.000.

“Gianny Liranzom, del blog ‘Madres Conectadas’, me escribió un día pidiéndome que ayudara a Sibyl, qué la enseñara a cuponear para que por lo menos pudiera conseguir comida”, contó Falco Duque a El Sentinel. “Sabía que si Gianny lo pedía la cosa era grande”.

“La ayudé porque aunque las blogueras iniciamos como una comunidad virtual esa hermandad trasciende al plano real y se crean relaciones muy poderosas que nos llevan a identificarnos con cualquier situación de alegría o reto que estemos pasando”, explicó Falco Duque. “Porque como madres podemos comprender el desafío que tenía por delante y las situaciones prácticas en las que podríamos ayudar a pesar de la distancia”.

Perret-Gentil se siente agradecida de todo el apoyo que ha recibido tanto de sus amigos en Orlando, la comunidad de blogueras, su trabajo y sus seres queridos desde Venezuela, y piensa sumar a sus esfuerzos por las mamás inmigrantes el compromiso de concientizar a otras mujeres sobre la importancia de cuidar la salud y “escuchar” a su cuerpo.

Para ayudar a Sibyl Perret-Gentil, puede visitar la página http://bit.ly/2jZlNcD.